¡GRACIAS POR APUNTARTE!

Ya estás apuntado al curso GRATUITO

Mientras te llega la primera clase gratuita al correo electrónico, tengo algo que ofrecerte

Solamente estará disponible por un tiempo limitado a este precio

00
Días
00
Horas
00
Minutos
00
Segundos

Mira más abajo y no te lo pierdas... Que de verdad puede ser un antes y un después en tu vida

Gimnasio de Emociones

En los últimos 5 años he ayudado a más de 1500 personas a mejorar su bienestar.

Se trata de una plataforma online con multitud de recursos para el desarrollo personal basados en la evidencia científica

Cada semana se publican nuevos contenidos teóricos y prácticos que podrás ir incorporando a tu vida.

¿Qué consigues en el gimnasio de emociones?

El gimnasio de emociones está pensado para que puedas ir avanzando en tu desarrollo personal mediante técnicas que han demostrado eficacia científica a tu ritmo. 

  • ¿Te sientes desbordad@ emocionalmente?
  • ¿Notas que últimamente estás más nervios@ o triste?
  • ¿No tienes estrategias para manejar tus emociones?
  • ¿Te cuesta mantener la autoestima alta?
  • ¿Te gustaría aumentar tu inteligencia emocional?
  • ¿Quieres aprender a regular emociones?
  • ¿Quieres desarrollarte a un nivel más profundo pero no sabes cómo?

Es totalmente normal. No nos enseñan en ningún sitio a regular emociones de forma eficaz. No te preocupes, que la investigación en psicología ha avanzado mucho durante los últimos años para brindarte la oportunidad de manejar tus estados emocionales con eficacia. 

En el gimnasio de emociones, podrás encontrar toda la información necesaria para avanzar en tu camino hacia el equilibrio emocional. 

Hay contenido teórico, pero se pone énfasis en la parte práctica, para que puedas saber exactamente lo que tienes que hacer en cada momento. 

En el Gimnasio de Emociones encontrarás recursos para:

o Cambiar los pensamientos negativos por pensamientos adaptativos

o Mejorar tu capacidad para manejar emociones, cómo dejar de estar triste, ansioso, culpable o enfadado

o Entender las conductas impulsadas por tus emociones y aprender a cambiarlas

o Entender y afrontar las sensaciones físicas producidas por las emociones

o Aprenderás a solucionar bloqueos emocionales ​

o Mejorar tu estado de ánimo con estrategias de regulación emocional

o Mejorar tu autoestima

  • Habilidades sociales
  • Cómo gestionar las preocupaciones
  • Cómo incrementar el bienestar

Además el contenido se actualiza cada semana, por lo que siempre tendrás cosas nuevas que aprender y en las que mejorar. 

Adquirir estas habilidades es exactamente igual que aprender a montar en bici. Una vez te desenvuelvas bien con tus emociones estarás desarrollando las capacidades necesarias para minimizar las posibilidades de padecer un trastorno del ánimo y/o de ansiedad.

Además, el gimnasio de emociones está pensado para que puedes ir marcándote el ritmo. Cada semana te introduciré ejercicios nuevos para que vayas incorporando a tu repertorio de herramientas. Te daré recomendaciones precisas sobre qué hacer, cuándo hacerlo y cómo hacerlo. Para que sepas exactamente cual es el siguiente paso que tienes que dar.


¿Cómo es exactamente el Gimnasio de Emociones?

El programa está pensado para realizarse en a tu ritmo.

Una vez a la semana te enviaré un vídeo introduciéndote el ejercicio que vamos a realizar. Además, adjuntaré tareas para que vayas incorporando lo aprendido a tu vida.

Durante el tiempo que estés apuntado, podrás tener contacto directo conmigo vía mail 

Quiero asegurarme que no te queda ninguna duda para que puedas aprender a manejar tus emociones con eficacia desde ya.

Podrás acceder al contenido desde cualquier dispositivo. Solamente necesitarás conexión a internet. 


jesus matos

Si te apuntas al Gimnasio de Emociones y te comprometes con tu bienestar, serás capaz de:

  • Saber para qué sirven tus emociones
  • Disminuir la frecuencia, intensidad y duración de las emociones que te mantienen bloquead@
  • Aumentar las emociones relacionadas con el bienestar
  • Manejar la ansiedad, el miedo, la culpa y la tristeza
  • Aumentarás tu autoestima
  • Tomarás decisiones teniendo en cuenta tus pensamientos y tus emociones. Serás tú el que elijas, no tus emociones
  • Y además tendrás todas las herramientas para hacerlo por ti mism@
cómo ser feliz

A partir del momento en que te inscribas, recibirás en tu correo todos los datos para acceder al gimnasio de emociones.

El contacto directo conmigo vía email lo tienes desde el momento en que te inscribas en el gimnasio.


Esto es realmente práctico

En cada punto del taller te ofreceré la oportunidad de experimentar por ti mismo lo que te voy contando con ejercicios prácticos. 

Además podrás tener acceso a los vídeos  siempre que quieras y te adjuntaré un ejercicios semanales para que puedas implementar todo lo que vayas aprendiendo

¿Cómo se que me puedo fiar de ti?

Mi nombre es Jesús Matos Larrinaga. llevo dedicándome a la psicología 11 años. He trabajado con más de 1500 pacientes. He publicado artículos en revistas científicas y capítulos en libros especializados de psicología. He colaborado en la Universidad. He asistido como ponente a numerosos congresos todos ellos relacionados con el manejo de las emociones.

Además, te voy a dar otras 3 razones:

o Mi número de colegiado M-24407 en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Puedes comprobarlo si quieres.

o Tengo un Máster en Psicología Clínica en la Universidad Complutense de Madrid que me acredita para trabajar contigo

o y un Máster de Psicología Legal y Forense en la European Foundation of Psychology.

Esto es lo que dicen de mí las personas que han trabajado conmigo

No conseguía superar mis desengaños ni sabía gestionar mis emociones, cualquier decepción conseguía hundirme. Me sentía con muy poca autoestima, muy decepcionada, pero sobre todo muy triste.

Con mucho esfuerzo aprendí a perdonarme a mi misma y mis errores... Empecé a comprender que todo no era culpa mía y que muchas cosas que nos suceden escapan a nuestro control, que debemos asumirlas y seguir adelante.

Siento más tranquilidad y paz conmigo misma y con mi entorno. Comienzo a disfrutar de esas pequeñas cosas que mi tristeza no me dejaba ver... y que son tan importantes, cosas que no se valoran cuando todo se ve negro pero que luego tienen una importancia fundamental, levantarte por las mañanas y sentir que todo tiene sentido.

María , Castellón

Tenía un agobio, estrés, mal genio, descontrol enorme ante situaciones laborales. Me afectaba gravemente a mi vida personal y familiar. Me sentía infeliz, con ganas de desaparecer el mundo, como si me faltase el aire para respirar.

​Aprendí a ver las cosas desde un punto de vista más tolerante, sin estrés. Aprendí a analizar y a pensar en las situaciones y en las respuestas que se pueden dar sin hacer daño a nadie.

Aprendí a quitar, eliminar, borrar de mi mente las ideas negativas, a desconectar el pensamiento en las obligaciones, a gestionar el tiempo, no solo en el día a día si no en semanas posteriores. Aprendí a regular emociones a través del deporte

Ahora estoy en el proceso de adaptar o acoplar lo aprendido a la vida real, y me va bastante bien. Soy otra persona desde que me puse en las manos de Jesús Matos. He aprendido mucho con él. No me arrepiento de nada, ojalá lo hubiese conocido mucho tiempo atrás.

Jesús , Málaga

Llevaba años entrando y saliendo de depresiones cada vez peores. Me sentía apática, triste y sin ganas de nada.

El poder hablar y el que me proporcionaran las herramientas necesarias para afrontar los problemas, hizo que viese la vida de otra forma y lo más importante para mí, sin antidepresivos por primera vez.

Aunque no estoy en un buen momento, me siento tranquila porque soy capaz de afrontar la enfermedad e intentar frenarla en sus primeros síntomas

Ahora he mejorado mi estado de ánimo. Tengo ganas de hacer cosas, salir y ver a gente

Carmen , Madrid

Me sentía torpe al no poder gestionar mis tareas cotidianas en el día a día, tenía la sensación de NO poder CARGAR CON NADA MAS. Estaba irritada al pensar que nadie me ayudaba ni me entendía Tenía la sensación de ir deprisa y corriendo a todas partes, de no llegar a tiempo de fallarle a los demás. Me sentía culpable.

Tenía dificultades para concentrarme, incapacidad para centrarme en el presente, no disfrutaba de mis hijas, marido,familia,amigos, una peli o un libro. Tenía falta de apetito sexual, tristeza. Irritación, falta de paciencia, cansancio yproblemas sueño.Sentía miedo por lo mal que me sentía, angustia por pensar que siempre iba a ser así.

Adquirí herramientas para combatir los problemas. Técnicas de relajación y respiración, delegación de tareas, bajar mi autoexigencia, a gestionar el tiempo y a centrarme en el presente.

Ahora me siento más tranquila, más feliz. No me conformo cuando algo me hace sentir mal, le busco solución, si lo puedo cambiar lo cambio y si no, lo acepto e intento sacarle el lado positivo. Buscando constantemente el equilibrio entre obligaciones y placer.Disfrutando de mi familia y amigos y de las cosas que me rodean. Poniéndome metas que me motiven, pero no dejando que se conviertan en una carga más. Intento adaptar la vida a lo que necesito y no al revés.

Almudena , Madrid

Me sentía inútil, con miedo a todo, a enfrentarme a las cotidianas, con agorafobia yfobia social. Me costaba pensar con claridad yme inundaban los pensamientos negativos.

Empecé a ser capaz de enfrentarme a mis miedos, de luchar contra todos los mensajes negativos que me mandaba mi cerebro, a costa de pasarlo mal en cada lucha, y a quedarme con la sensación de haber sido capaz de dar un pequeño paso más hacia delante, en lugar de lo mal que lo había pasado en el enfrentamiento.

Ahora todo me parece muy fácil. Me sientofuerte, más que antes de caer en la ansiedad, y con la sensación de haber ganado en una durísima guerra. Más tranquila y he aprendido a priorizar.

Sobre todo, he adquirido mucha seguridad, me he dado cuenta de que nunca pasa nada. He vuelto a recuperar la sensación de disfrutar de las cosas pequeñas, que son las más importantes.

Rosario , Sevilla

Después de unos años de mucho estrés por diferentes motivos familiares y cuando todo parecía enderezarse, comencé a notarme cada vez más cansada, más negativa, más desilusionada con todo, lloraba por cualquier cosa y me lo tomaba todo como una cuestión personal... Iba a trabajar porque no me quedaba más remedio. Sólo quería estar en casa y sin que nadie me molestara.

Me sentía triste, decaída, con mucho miedo a enfrentarme con lo más sencillo de la vida diaria. Como si no sirviera para hacer nada y con una gran losa de pesimismo.

Pude enfrentar los miedos, subió mi autoestima y mi asertividad, he sido capaz de hacer cosas en soledad que no pensaba que pudiera nunca y he ido aprendiendo a cambiar mi negatividad y a valorarme más.

Mucho más fuerte, con ganas de terminar de salir de esto. Sé que tendré días malos, pero también tengo estrategias para afrontarlos y además sé que no estoy sola.

No me cuesta tanto hacer las cosas. Empiezo el día con mucho más entusiasmo, aunque esté cansada y puedo afrontar los miedos de otra forma, si alguno me frena ya no me paraliza.

Vuelvo a valorarme por lo que ya no me cuestiono tanto todo. Estoy mucho más contenta y muchísimo más serena. Los "problemas" se ven de otra manera.

Tere , Tenerife

Tenía poca confianza en mí mismo, demasiado en mente el trabajo ocupando gran parte de mi vida, fijarme demasiado en los demás. Estaba inseguro, con poca confianza y dando mucha importancia a las opiniones de los demás.

Aunque siempre seré una persona que se preocupa, ahora veo con mas perspectiva las cosas, intento no anticipar y aunque todavía me cuesta disfrutar más del presente y no pensar tanto en el futuro, me siento mucho mejor que antes, más seguro, más tranquilo, más calmado y sobretodo me acepto como soy.

Tengo menos ansiedad y menos palpitaciones y disfruto más del día a día. Sé que todavía hay mucho trabajo por mi parte, pero estoy feliz

Rafa , Barcelona

Me faltaba seguridad a la hora de tomar decisiones y siempre tenía sentimiento de culpabilidad. Me sentía culpable, y baja de moral, la sensación de estar siempre haciendo lo que los demás quieren no es fácil de llevar.

He adquirido seguridad en mi misma a la hora de decir lo que quiero y lo que no, y saber que lo que uno quiere es lo importante sin dañar a lo demás, pero sin hacerte daño a ti mismo tampoco.

Ahora estoy genial, mucho más segura de misma, y perdiendo el miedo a no gustar si no hago lo que se supone que tengo que hacer. He ganado mucha tranquilidad interior

Patricia , Madrid

Además he aparecido en varios medios de comunicación.

¿Cuál es tu inversión?

Si hay una razón por la que he montado el gimnasio de emociones es precisamente para que todo el mundo pueda tener acceso a una educación emocional de calidad sin necesidad de grandes inversiones económicas.

Por ello, he decidido lanzarlo a 49 euros al mes, pero por ser nuevo suscriptor, te lo dejo a solamente 19 euros al mes.

Insert Call to Action
00
Días
00
Horas
00
Minutos
00
Segundos

49 euros al mes

19 euros al mes

Uso de cookies

Utilizamos cookies analíticas, de sesión y propias, para realizar un seguimiento de las interacciones de los usuarios en el sitio web y la actividad general de la misma. Si usted continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información en POLITICA DE COOKIES ACEPTAR

Aviso de cookies