Recomendaciones ante las dificultades de adaptación en los niños

por | 22 Abr, 2019 | comportamiento, emociones

dificultades de adaptación en los niños

No existe una causa específica que justifique el desarrollo de dificultades de adaptación en los niños.

En primer lugar, las dificultades de adaptación en los niños suelen aparecer cuando suceden ciertos cambios en su vida, como el colegio, en la familia, en casa, etc. Esto provoca en los niños diferentes respuestas de estrés y no son capaces de manejarse o adaptarse a determinadas situaciones.

No es un problema que solo se de en los niños, sino que afecta en cualquier etapa de la vida. Pero durante la infancia el niño es más vulnerable a diferentes situaciones a las que nunca se ha enfrentado. Por el desconocimiento en muchas ocasiones el niño es incapaz de adaptarse al ambiente y se comporta de manera distinta a otros niños.

Entre los síntomas más comunes que presenta un niño con dificultades de adaptación podemos destacar: nerviosismo y timidez, pesimismo e incapacidad para realizar tareas, preocupación y fácil pérdida de los nervios o tristeza expresada en forma de agresividad.

Para realizar un diagnóstico los expertos se basan en aquellos síntomas que más destacan en la conducta del niño con dificultades de adaptación, aunque teniendo en cuenta otros factores.

Durante la infancia los niños están sometidos diariamente a situaciones que son nuevas para ellos y que desconocen. Es por eso que los padres deben estar pendientes y la mejor manera de ayudar es con apoyo y comprensión a los pequeños en los momentos que lo necesiten. Además es importante destacar que cada niño requiere unos tiempos de adaptación y hay que respetarlos y estar atento a lo que demanda en cada momento sin prisas, ni tensiones.

Consejos para hacer frente a las dificultades de adaptación:

  1. Aceptar su dificultad, no evitarla, ni ocultarla, ni ignorarla.
  2. Comunicación. Mantener conversaciones que resulten interesantes para los niños, tratando los temas que suponen complicaciones para estos.
  3. Aportar confianza. Dedicando tiempo y animarle a hablar de su situación.
  4. Objetos. Es muy positivo para el niño, portar algún tipo de objeto o amuleto  que le aporte seguridad.  
  5. Motivación. Estimular y motivar al niño a compartir diferentes experiencias vividas, mostrando alegría por sus progresos.
  6. No sobreproteger al niño, debe aprender afrontar las situaciones negativas o difíciles para ellos.
  7. Tiempo. Tener paciencia y delicadeza a la hora de tratar con ellos en situaciones diversas.

En conclusión, es necesario tener presente en todo momento que el niño sufre en determinadas situaciones. Su forma de expresarlo este sufrimiento no es adecuada, al no tener experiencia previa ante ciertas situaciones muestra sentimientos y emociones distintos a otros niños. Si crees que tu hijo puede estar sufriendo dificultades de adaptación es recomendable la ayuda de un psicólogo. Este llevara a cabo un estudio previo y posteriormente será cuando proporcione un tratamiento que ayude al niño a superar la situación y con el que aprenda a controlar las reacciones ante situaciones desconocidas.

Finalmente, esperamos que haya servido de ayuda esta entrada y recuerda que siempre puedes confiar en el equipo de En Equilibrio Mental para cualquier consulta.

Quizá también te interese

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *