Todo sobre la depresión postparto

por | 30 Abr, 2019 | comportamiento, depresión, emociones, estrés, tristeza

Todo sobre la depresión posparto

La depresión postparto es un trastorno del estado de ánimo experimentado con gran frecuencia por las mujeres después de tener un hijo, sin embargo, no se ha comenzado a hablar de este concepto de forma generalizada hasta hace unos años.

Muchas mujeres tienen un deseo muy grande desde que son muy jóvenes de ser madres y construir una familia. El anhelo de criar a otro ser humano, de cuidar y de enseñar forma parte de sus pensamientos.

Otras muchas mujeres no tienen la maternidad como una prioridad, quieren vivir la vida a su manera sin pensar en que tener hijos les hará sentirse más realizadas como mujeres.

Independientemente de todo esto, las mujeres pueden ver sus sentimientos transformados una vez ha llegado la experiencia de la maternidad. No son pocas aquellas que se sentían poco entusiasmadas ante la idea y que después han sentido la emoción, alegría y amor más intenso.

Más allá del instinto maternal, los deseos y valores de cada una, la depresión postparto es un trastorno que puede afectar a todas las mujeres, y que no está ligada con el amor a la nueva criatura y a otros factores de este estilo.

¿Qué es la depresión postparto?

La depresión postparto o depresión posnatal, es una forma de depresión, por tanto, un trastorno del estado de ánimo caracterizado por sentimientos de infelicidad, culpabilidad o abatimiento, estando acompañada por una incapacidad para disfrutar de las cosas y acontecimientos cotidianos.

La depresión posparto, como su propio nombre indica, surge después de que la madre haya dado a luz. Lo más frecuente es que aparezca entre los tres meses después y el año tras el nacimiento del hijo.

¿Cuáles son las causas de la depresión postparto?

Las causas no están tan relacionadas con los sentimientos, expectativas y experiencias de la maternidad, sino que atienden más a razones biológicas y químicas.

Después del parto, las hormonas se desajustan, sobre todo los estrógenos y la progesterona, que bajan sus niveles. Esto provoca alteraciones químicas en el cerebro de la madre, que incide en sus cambios de ánimo. El desajuste, unido al esfuerzo del cuidado y atención del bebé, el poco descanso, la falta de sueño y la incomodidad pueden sumar y generar la depresión posparto.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión posparto?

Para saber si tú, tu pareja o alguien cercano a ti está experimentado la depresión posparto, conviene repasar los síntomas más frecuentes y, sobre todo, en caso de duda y atención clínica, acudir al psicólogo. Los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Irritabilidad, malhumor, inquietud, enojo, furia.
  • Lloros frecuentes, sin motivo aparente.
  • Dormir en exceso o no poder dormir.
  • Problemas para concentrarse, recordar y tomar decisiones.
  • Sentimientos de tristeza, vacío, desesperanza y aflicción.
  • Molestias y dolores físicos en cabeza, estómago y masa muscular.
  • Experimentar ansiedad y preocuparse demasiado.
  • Pérdida de interés hacia actividades y hobbies.
  • Aislamiento hacia la pareja, familiares y amigos.
  • Dudar sobre la capacidad para cuidar al bebé.
  • Problemas para construir un vínculo emocional con el bebé.
  • Pensamientos sobre autolesiones o lesiones al bebé.

Visibilización de la depresión posparto

Es necesaria una labor de visibilización de este trastorno en la sociedad. Si de por sí lidiar con él cuando hace poco se ha traído una vida al mundo no es tarea fácil, mucho más se complica cuando la mujer cree que se puede sentir juzgada o tachada.

Es vital comprender que las mujeres que tienen este trastorno del ánimo no son malas madres, ni se han desencantado con la maternidad ni han dejado de amar a sus hijos, sino que están lidiando con un problema psicológico muy común, transitorio y con cura.

En estos casos, se recomienda tomar conciencia de la situación y acudir a terapia psicológica para que poco a poco se supere la depresión posparto.

Quizá también te interese

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *